NI PUTA IDEA DE CINE

16 septiembre, 2010

OTRA CIUDAD, OTRA LEY (1986): BURT LANCASTER Y KIRK DOUGLAS OCHENTEROS

Filed under: Reseñas (de Cine) — carlosserrano21 @ 10:30

Imaginaos que dentro de diez años alguien logra juntar a Stallone y Schwarzenegger para protagonizar un film donde ambos encarnan a unos viejos gansters envejecidos pero con ganas de marcha aun. Pues bien, eso es lo que pasó en 1986 cuando el productor Joe Wizan logró reunir a dos mitos vivientes como Kirk Douglas y Burt Lancaster (el primero tenia ya 70 años y el segundo 73, curiosamente en el film Douglas se quita tres años!) que ya habian protagonizado juntos media docena de films juntos hace lustros y los mete de lleno en una comedia ochentera (no en vano el director del film sería Jeff Kanew, el mismo de La Revancha de los Novatos y Te Pillé, Gotcha!).

La trama se centra en que Douglas y Lancaster interpretan a dos viejos ladrones de bancos que tras 30 años en el talego salen por fin libres. Se ponen sus trajes de rayas y sus sombreros fedora y…descubren que el mundo ha cambiado mucho y que deben adaptarse. Douglas consigue ligarse a una chavala (!!!) e intenta aguantar el ritmo de discotecas y ropa hortera de los 80’s (impagable verle bailar en un concierto de los Red Hot Chilli Peppers!) mientras que Lancaster se va a una residencia de ancianos donde se liga a una vieja corista de su época. El problema es que ambos encuentran muchos problemas de adaptación: uno no aguanta el ritmo de la vida moderna y el otro se siente reprimido en una residencia llena de normas. Así que hartos de no adaptarse y que la gente los trate como vejestorios inútiles decidirán volver al mundo del crimen y robar como en los viejos tiempos dando un golpe tan grande como absurdo: robar un tren!

Lo mejor del film está en la primera parte del metraje con la pareja protagonista intentando adaptarse al mundo moderno (un esquema ya muy visto en la comedia moderna, claro). Douglas como siempre, muy presuntuoso, es capaz a sus 70 años de presumir de músculos con unas pesas en una escena carcelaria e incluso prescinde de dobles para corretear encima de un tren en marcha en una escena del final (!!!). Mientras que Lancaster es más clásico y prefiere música antigua y una novia de su edad. Por supuesto lo mejor del film son los diálogos cachondos entre ellos. Como ese en que al salir de la cárcel Douglas le pide a su agente de la condicional que le preste el coche:

¿Puedo conducirlo?.- A lo que Lancaster añade: “No se preocupe, hace 30 años que no tiene un accidente“.

En otro momento Lancaster y Douglas van a un banco a cobrar sus cheques del estado y Lancaster le pregunta:

– ¿Te acuerdas de como se hace esto?

– Sin una media en la cabeza no.

En otra escena cachonda el recepcionista de una pensión se pone un poco antipático con Douglas y cuando le pregunta por qué estuvo en la cárcel Douglas contesta: “Me encerraron por matar a seis personas con un hacha…Pero no se preocupe, el médico dice que ya estoy mejor“.

Douglas se permite hasta el lujo de demostrarnos lo bien que salta la comba en un gimnasio (riete de Rocky Balboa!) pero para redondear el reparto aparece Eli Wallach (si, el feo de El Bueno, El Feo y El Malo) ejerciendo de matón a sueldo ya viejo y con gafas de culo de botella que persigue a nuestros protas con una escopeta de doble cañón para cumplir un viejo en cargo de 30 años atrás! De hecho uno de los momentos más cachondos del film es un diálogo que tiene con Lancaster mientras la policia los tiene rodeados:

– Voy a matar a un centenar de polis.- Dice Eli Wallach.

– Solo hay cincuenta.- Contesta Lancaster.

– Pues dispararé dos veces.- Replica Wallach.

(Elli Wallach como el impagable matón a sueldo cegato)

En fin, una peli que recuerdo descubrir en las estanterias de un videoclub ochentero (cuando la peli vino como novedad!), al que le pusieron un absurdo título español (el original Tough Guys significa Tipos Duros) y que aunque flojea en su segunda parte concluye con un plano realmente cachondo (un plano de una patada en los huevos a un poli!!!). Un film de culto que no es ni mucho menos un gran film ni tiene la calidad de las pelis clásicas de la pareja protagonista pero que sirve de homenaje a ellos y a sus fans. Un producto entrañable, muy ochentero, y con la curiosidad de ser el debut en cine de Dana Carvey (que hace de agente de la condicional y fan de los viejos ladrones), que años más tarde se hizo popular por la serie y las pelis de Wayne’s World (él era Garth) y que era uno de los mejores humoristas del Saturday Night Live.

(Carátula del VHS español y ochentero)

 

Anuncios

2 comentarios »

  1. Vi la película excelente, los actores extraordinarios, ya no llos hacen así.

    Comentario por Anónimo — 20 enero, 2012 @ 22:05 | Responder

  2. en que pagina?

    Comentario por Anónimo — 24 octubre, 2014 @ 3:26 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: